Exclusivo: denuncian que en el juzgado de Ramos Padilla se adulteró el celular de un detenido clave en la causa Dolores

El juicio oral y público que tiene como principal imputado a Marcelo D'Alessio amenaza con terminar complicando la situación judicial de sus investigadores originales. Es que la abogada defensora del acusado expuso pruebas y documentos de cómo su teléfono fue manipulado en el despacho del juez K. VIDEO.

Política 26 de mayo de 2024 Luis Gasulla Luis Gasulla
777032-whatsapp-20image-202023-10-10-20at-2019-03-58

La causa "Dolores" fue un armado judicial para voltear "Ruta del dinero K" y "Cuadernos", dos expedientes sensibles para el kirchnerismo. Los ejes de la investigación, impulsada originalmente por el juez federal Alejo Ramos Padilla, fueron cayéndose a lo largo de los últimos cinco años. Sin embargo, Marcelo D'Alessio –el acusado principal– se encuentra privado de su libertad desde hace ya seis años. Ahora, su abogada, la defensora oficial Verónica Blanco, presentó una prueba clave que amenaza con dar vuelta la historia.

Según la defensora de D'Alessio, el celular de su defendido –un iPhone 10– fue manipulado cuando supuestamente se encontraba inmovilizado en el despacho que entonces ocupaba Alejo Ramos Padilla en el juzgado federal de Dolores. Blanco sostiene que el móvil de D'Alessio fue abierto y que en él se introdujeron documentos. Esto habría ocurrido el 27 de febrero de 2019, fecha posterior a su secuestro, y en otras fechas en las que uno de los secretarios personales del juez, de apellido Puppo, interactuaba con las partes.

Al teléfono de D'Alessio se le introdujeron, según la denuncia, visitas a páginas web –algunas para bajar virus troyanos que posibilitaran insertar mails cambiando sus fechas de envíos-. También se pudo acreditar –según el trabajo realizado por Blanco- la modificación de mensajes de Whatsapp; el borrado de algunos datos clave; y, entre otros cambios singulares, una alteración en la cantidad de fotografías, audios y videos que tenían el celular previamente a su secuestro.

El secretario Puppo retiró el celular de Prefectura el 22 de febrero de 2019; el 25 a la medianoche se activó el contador de pasos. ¿Qué hacía prendido el teléfono secuestrado en el juzgado de Dolores? El 27 de febrero de ese año, alguien ingresó desde ese iPhone 10 al navegador Safari, para luego abrir un app que permite crear mails transitorios. Lo mismo sucedió el 27 de febrero siguiente.

Se modificó una configuración del celular personal de D'Alessio. ¿Quién lo hizo? “Sabía Ramos Padilla que había audios en el celular pero no los podía escuchar”, aseguró en el juicio la abogada de D'Alessio. Por eso concluye que el celular fue intrusado.

Se perdieron datos y, posiblemente, entrecruzaron otros tantos. La pregunta es ¿cómo se pueden investigar delitos graves como la extorsión basándose en mensajes de Whatsapp cuando se sospecha que la base –o sea el celular– de datos fue adulterada?

IMG-20240525-WA0039

En lo personal recuerdo haber declarado como testigo en la causa y luego en el juicio oral y público. En su momento se lo comenté al juez: "¿Cómo sabe que esos mensajes son reales?". Las pericias nunca fueron claras. Se descargó una conversación de mi celular con insólitos errores del juzgado. La pregunta que me hago es si fue por inexperiencia o adrede. ¿Buscaban información de los periodistas y sus fuentes?

El celular de D'Alessio perdió 80 mil datos según el estudio de su abogada defensora. La semana que viene el juzgado definirá el informe es tenido en cuenta y si peritos externos auditarán el bendito celular.

Lo más visto