Más atrincherados: Ricardo Sosa se resiste a renunciar al INPROTUR

Crecen los casos de funcionarios que no están dispuestos a abandonar sus cargos sin dar pelea. Primero se conoció un caso en la petrolera estatal, ahora en el Instituto que depende del Ministerio de Turismo y Deporte.

Política 07/12/2023 Sección País Sección País
sosa_lammens_turismoydeportes

A menos de cinco días del cambio de mando en el Poder Ejecutivo Nacional algunos funcionarios de segunda línea se aún resisten a renunciar y dejar sus cargos, como es habitual cada vez que hay un cambio de autoridades, salvo que el Gobierno entrante decida conservar a algunos funcionarios.

Primero se conoció el caso de Desiré Cano, la militante de la Cámpora que se resiste a abandonar su cargo en YPF. Ahora crecen los rumores sobre la resistencia de Ricardo Sosa a abandonar su cargo como Secretario Ejecutivo del Instituto Nacional de Promoción Turística.

Oficialmente la situación dentro del Ministerio de Turismo y Deporte (Cartera de la que depende el INPROTUR) es de “incertidumbre generalizada” según reconocen. “Nadie se contactó aún para la transición. Solamente hubo contacto desde el Ministerio del Interior para consultar datos generales, no han confirmado tampoco que Turismo dependa de ese Ministerio”, aseguran.

Pero extraoficialmente fuentes cercanas al Ministro Matías Lammens le indicaron que el atrincheramiento de Ricardo Sosa en su cargo “es cierto pero nadie dice nada oficialmente”.

Unos meses muy activos

Incluso al ex Subsecretario de Turismo de Santiago del Estero se lo vio muy activo estos últimos meses, con presencias y conferencias de prensa hasta esta misma semana. En cada participación pública siempre mostró sus ganas de seguir al frente del Instituto público-privado que tiene como principal objetivo incrementar el número de turistas extranjeros que ingresan al país.

De hecho, en una de sus últimas entrevistas remarcó que seguirá “trabajando como el primer día”, habrá que ver si lo dejan.

El caso Desiré Cano

Desiré Cano, Directora de Comunicación de YPF y miembro de La Cámpora, se encuentra en el centro de una controversia en relación con las indemnizaciones millonarias en la petrolera estatal.

Con el cambio de gobierno y la asunción de Javier Milei, muchos dirigentes que ocupan cargos políticos optaron por renunciar, mientras otros buscan resistir. Cano, cuyo sueldo ronda los $10 millones mensuales, inicialmente buscó negociar una indemnización similar a la de otros dirigentes, que podrían haber alcanzado hasta $100 millones.

Frente a la creciente polémica, muchos otros funcionarios de la Cámpora que se encontraban en la misma situación, optaron por renunciar, aceptando lo que dictamina la ley. Cano mantenía su postura de recibir una indemnización, lo que generó incomodidad dentro de la dirección de YPF.

Esta situación generó un debate en torno a la ética y la responsabilidad en los cargos políticos no profesionales, especialmente comparándola con casos anteriores donde otros dirigentes renunciaron sin buscar indemnizaciones bajo circunstancias similares.

Te puede interesar
Lo más visto