La Argentina que nos muestra el caso Loan

A 10 días de la desaparición del niño, aparece una trama de silencios y complicidades policiales, judiciales y políticas.

Análisis y opinión 23/06/2024 Luis Gasulla Luis Gasulla
ca171fa7-c384-4ca2-b0ce-ca25292475a5

A 10 días de la desaparición de Loan, el niño de 5 años desaparecido el pasado 13 de junio en la localidad correntina de 9 de Julio, aparece una trama de silencios y complicidades policiales, judiciales y políticas.

Una semana atrás, la prensa estaba detrás de la pista de la desaparición en el campo de la abuela de Loan en una insólita búsqueda de naranjas. La investigacion judicial dio un abrupto giro cuando los perros especializados en rastros humanos encontraron muestras de la presencia del niño en el auto de la empleada municipal detenida. La coartada de las naranjas se desplomó.

El periodismo dio un giro abrupto. Con excepción de un grupo de cronistas que están manteniendo informados a las audiencias, desde Buenos Aires se teoriza y se hacen preguntas ridículas como qué siente un entrevistado o dónde se llevaron a un baqueano.

Las similitudes con el caso Cecilia aparecen por el desconcierto y el morbo de barrios o pueblos que parecen un paraíso y terminan siendo un infierno.

Chaco vuelve a ser protagonista del caso Loan por su cercanía con Paraguay y los pasos fronterizos clandestinos. Un Estado que no puede controlar las fronteras y una justicia que tiene fiscales que compran la teoría del naranjo, al igual que un comisario sospechado de plantar un botín de futbol de un niño desaparecido.

¿Por qué explotó el caso Loan? Por el morbo y el misterio en el que todos los que participaron del maldito almuerzo son sospechosos. Incluidos el padre de Loan, José, y la abuela, Catalina.

El uso político del caso llega a niveles insólitos como la creación por inteligencia artificial de un falso audio del gobernador Gustavo Valdés.

Los fanáticos K se enojan con el periodismo que no politiza el caso Loan. Vale la pena repasar diferencias con el femicidio de Cecilia. En el segundo caso los detenidos eran candidatos políticos de Capitanich y habían conseguido una fortuna por extraños contratos con el Estado provincial. La impunidad del clan Sena fue producto de su cercanía con el kirchnerismo.

Pero la gran diferencia es que los medios K evitaron hablar del femicidio de Cecilia y el caso Loan es un fenómeno de audiencia en TN y en La Nacion+

En el asesinato de Sheila en San Miguel, los protagonistas del hecho salían en televisión llorando por la niña desaparecida. Aquí parece darse la misma perversa lógica.

Esperemos que el resultado sea distinto.

Te puede interesar
Lo más visto