Una nueva "filtración" de chats complica a Marcelo D'Alessandro

#LaPosta 29/12/2022 Por Camilo Cagnacci
En el PRO creen que el funcionario tiene los días contados en el gabinete porteño. Arreglo de licitaciones, coimas y una relación promiscua con funcionarios y ex funcionarios judiciales, entre las revelaciones.
TSVAVJQK3JHU3HK6YTMRMWL7XA

Una nueva "filtración" de chats complica a Marcelo D’Alessandro, quien parece tener los días contados como ministro de Justicia y Seguridad porteño. Tras la difusión de mensajes privados que revelaron el escándalo del viaje a Lago Escondido, aparecieron en un sitio especialmente armado conversaciones que develan arreglos de licitaciones, presunto cobro de coimas y una relación promiscua con funcionarios y ex funcionarios judiciales.

"Horacio [Rodríguez Larreta] no lo va a poder aguantar mucho más en el cargo", confiaron fuentes de PRO a Sección País no bien empezó a circular en sus celulares el link con los chats de D'Alessandro. En una de esas conversaciones –mantenidas a través del servicio de mensajería Telegram–, el funcionario porteño se jacta de poder proponerle negocios al jefe de la Ciudad.

Su interlocutor, en ese caso, fue el empresario Marcelo Violante, dueño de la empresa Dakota SA, la cual tuvo hasta hace tres meses el negocio de las grúas porteñas.

Hola! Te da para proponer negocios a Horacio? –le preguntó Violante el 21 de septiembre de 2019.

–respondió D'Alessandro.

Ok. Reunámonos la semana que viene. Decime cuándo –le propuso entonces Violante.

De los nuevos chats se desprende que entre D'Alessandro y el empresario había una relación de confianza. Por caso, un intercambio que mantuvieron el 11 de julio de 2019 expone el presunto pago de coimas. Ese día, Violante le escribió al funcionario porteño para avisarle que "no pudo juntar todo" y prometerle: "antes de fin de mes te integro el 100%".

En este sentido, el empresario le asegura que tiene "60 verdes" en "dos sobres abiertos de 30 verdes cada uno" y "50 lucas que están descubiertas", aunque aclara que esas "50 lucas son argentinas". Dos meses después, el 11 de septiembre de 2019, Violante le avisa a D'Alessandro que necesita verlo "por el chat que te mandé" y "de paso te llevo los 50 mil".

En otro pasaje de las conversaciones publicadas por el sitio dalessandrochats.com, puede leerse como el empresario intenta sacar provecho de su vínculo con D'Alessandro para hacerse de nuevos negocios –como el de las playas de estacionamiento– e incluso le ofrece "ir en sociedad" en otros, como el de la app de pago de estacionamiento en el Municipio de General Pueyrredón.

También, los chats "filtrados" exponen que desde el propio gobierno de la Ciudad se le facilitaron a Violante "pliegos nuevos de grúas para que los revise". "Son pliegos borrador", le explicó el empresario a D'Alessandro.

Otra persona con la que el ministro porteño habría tenido un trato promiscuo fue el ex fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone. De sus intercambios surge: un ida y vuelta de favores, que van desde pedidos de información a gestiones de reuniones; que la esposa de Bidonde, Silvina, trabajó para D'Alessandro en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño; y que coordinaban acciones con la jueza María Servini, a quien llamaban "la tía".

Pero uno los hechos más llamativos se da el 20 de septiembre de 2017, momento en que Bidone –entonces fiscal– le pide a D'Alessandro que lo ayude a "hacer migas" con Horacio "Toto" García, quien fuera director de Migraciones durante el gobierno de Cambiemos, porque estaba "haciendo consultitas variadas" y necesitaba que el funcionario le "apague el semáforo". Es decir, que sus consultas no quedaran registradas.

¿Por qué esto llama la atención? En agosto de 2021, Bidone terminó siendo condenado a tres años y ocho meses de prisión como partícipe necesario en el delito de extorsión en grado tentativa por haberle entregado información de llamadas y migraciones sobre el empresario Gabriel Traficante al falso abogado Marcelo D'Alessio. La sentencia fue confirmada un año después por la Cámara Federal de Casación Penal.

Por último, las filtraciones del Telegram de D'Alessandro dejaron en evidencia su estrecha relación con la mano derecha del presidente de la Corte Suprema Horacio Rosatti. Se trata de Silvio Robles, quien –por ejemplo– le escribe al funcionario porteño para pasarle "letra" sobre el conflicto entre el oficialismo y la oposición por la composición del Consejo de la Magistratura. Organismo que también preside Rosatti.

El vínculo entre D'Alessandro y Robles ya había motivado una presentación por parte del Gobierno nacional para que Rosatti fuera apartado de la causa sobre la coparticipación porteño. A principios de noviembre, la Corte desestimó el pedido de la Casa Rosada con los votos de Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti. Tras viralizarse los nuevos chats, el oficialismo volvió a la carga contra el máximo tribunal.

Camilo Cagnacci

Director General.

Te puede interesar