A una semana del ataque a CFK

#EstoImporta 08/09/2022 Por Sección País
Acusaciones, hipótesis y política. Esto es lo que sabemos a una semana del atentado contra la vicepresidenta, quien –según trascendió– sintió "mucha tristeza" por el hecho pero está "bien".
CFK 2

El jueves 1º de septiembre Fernando Sabag Montiel se acercó a la vicepresidenta Cristina Kirchner, mientras ella saludaba a militantes que se habían reunido frente a su domicilio, ubicado en el barrio porteño de Recoleta, y apuntó a su rostro con un pistola Bersa .32; apretó el gatillo, pero por alguna razón el disparo no salió y el ataque quedó en intento de asesinato.

Sabag Montiel no llegó solo hasta el lugar. Lo hizo acompañado por su pareja, Brenda Uliarte, quien luego de que su novio fracasara en el intento de matar a CFK se dio vuelta y salió con absoluto disimulo de la escena. 

El atacante fue detenido en el acto –no por la custodia de la vicepresidenta, sino por un concejal peronista que era parte de la marea humana que ese día inundó la esquina de Juncal y Uruguay y luego se lo entregó a la Policía–. Uliarte, en tanto, fue aprehendida el último domingo, luego de que la jueza del caso, María Eugenia Capuchetti, acreditara su presencia en el lugar de los hechos. Algo que la joven había negado ante la prensa.

Pero no todo parece circunscribirse a la pareja imputada y detenida. La Justicia cree que participaron más personas, con diversos roles y grado de responsabilidad en el atentado.

Así las cosas, esto es lo que sabemos a una semana del ataque a Cristina Kirchner:

  • Sabag Montiel, quien gatilló dos veces la pistola Bersa contra la vicepresidenta, no actuó solo. En el marco de ese planteo quedó detenida su pareja, Brenda Uliarte, acusada de ser parte del ataque.
  • Para la Justicia, se trató de un "ataque armado, planificado" y que contó con el "acuerdo previo" entre los acusados. Hasta el momento, Sabag Montiel y Uliarte son los únicos dos imputados. Concretamente, la jueza Capuchetti los acusó de “haber intentado dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner –vicepresidenta de la Nación y presidenta de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación-". 
  • En este sentido, se fortalece la hipótesis de la premeditación a raíz de las imágenes detectadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) –un informe de ocho fotografías que datan del 23 y 27 de agosto e incluso fechas aún más anteriores– en las que Uliarte y Montiel habrían estado en las inmediaciones del domicilio de CFK.
  • Además, se está trabajando en la línea de la reconstrucción de los días previos al atentado, "con análisis de imágenes, geolocalización, comunicaciones". Esta tarea sitúa en el mapa de relaciones a más personas. Uno de los primeros aspectos que se tuvo en cuenta fueron las comunicaciones de Brenda Uliarte después del jueves a la noche.
  • Entre las personas con las que Uliarte estuvo en contacto se encuentran algunos integrantes del grupo con los que se mostró en el noticiero de Telefé el viernes por la noche, donde dijo que no había visto a Sabag Montiel en las 48 horas previas al ataque. Pero aparecieron otras comunicaciones "con un grupo de personas que no se mostraron públicamente".

Por su parte, la vicepresidenta dejó su domicilio de Recoleta tras declarar como testigo en el caso –se especula con que estaría en un campo ubicado en el partido bonaerense de Mercedes–, confirmó mediante el abogado Gregorio Dalbón que se constituirá como querellante en el expediente y optó por un repliegue hermético. "Me dio mucha tristeza, pero estoy bien", le habría dicho poco después del hecho al senador José Mayans.

Mayans fue uno de los dos senadores K que este jueves hablaron en la sesión especial en el Senado para repudiar el ataque a la vicepresidenta. Antes que él habló la mendocina Anabel Fernández Sagasti.

Los dos cuestionaron a la oposición por no haber estado en el Senado. Desde Juntos por el Cambio habían emitido ayer un comunicado en el que acusaron al oficialismo de "politizar" el atentado contra la vicepresidenta.

La reunión en la Cámara alta comenzó a las 11.15 con un quórum ajustado de 37 senadores y encabezada por la presidenta provisional Claudia Ledesma Abdala, quien firmó la convocatoria a la sesión por la ausencia de CFK.

Al oficialismo le faltaban dos senadores para reunir el quórum, pero Sergio Leavy y José Rodas, que estaban en Brasil participando de una reunión del Parlamento Latinoamericano, pudieron llegar a tiempo a la cita.

También estuvo Adolfo Rodríguez Saá, quien se recuperaba de una neumonía y llegó para participar de la sesión.

Con información de Clarín, Página/12 e Infobae.

Te puede interesar