Subsidios: el Gobierno postergó por un mes el aumento de la luz

#EstoImporta 04/10/2022 Por Sección País
Diseño sin título

El Gobierno postergó la suba en las boletas de luz para los hogares. La quita de subsidios estaba prevista para septiembre, pero se pasó a octubre.

La medida responde a los problemas para identificar los hogares de bajos ingresos que no se inscribieron en el registro de subsidios. Complicación que podría extenderse hasta fin de año.

Ese escenario se suma a los llamados de gobernadores e intendentes, que ante una inflación de 7% mensual temen que se avive un clima de agitación social. Argumento que también usa el kirchnerismo duro para rechazar el ajuste.

La Secretaría de Energía, a cargo de Flavia Royón, había definido que los clientes que no se anotaran en el registro perderían los subsidios. De esa forma, se les daba igual tratamiento a sectores de altos y bajos ingresos.

Pero hubo más de 5 millones de hogares que no pidieron subsidios, número que sorprendió al Gobierno. “La mayoría no son de altos ingresos”, le advirtieron gobernadores e intendentes a la secretaría de Energía.

Esto puso en alerta a dirigentes kirchneristas, que temieron ver boletas con aumentos de hasta 50% en usuarios de ingresos bajos. Por lo que hubo cuestionamientos tanto públicos como privados.

El Gobierno estima que hay dos millones de hogares que no califican para "tarifa social", pero tampoco podrían afrontar el pago de las tarifas con incrementos. Serían segmentos de ingresos bajos que no pidieron el subsidio.

“Todos (los usuarios) deben inscribirse. Pero hemos dado con un alto porcentaje de personas que no se inscribían porque no tuvieron información, no tienen conectividad o simplemente por desconocimiento. Para esto todavía no tenemos una fecha de corte, tenemos la idea que antes de fin de año, todos estén ya inscriptos”, expresó Royón en declaraciones radiales.

Energía definió tres niveles de ingresos para mantener o perder los subsidios: N1 (mayores ingresos y gente que no solicitó su registración), N2 (menores ingresos registrados, donde provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social) y N3 (ingresos medios). Según estiman los analistas, las subas para aquellos usuarios que no se inscribieron en el registro podrían llegar hasta 170%.

Te puede interesar