Salamone, la nueva cara del CONICET en la era de la innovación científica

La apuesta de Javier Milei es un investigador principal del organismo público y con larga trayectoria en el campo de estudios

Política 28 de diciembre de 2023 Sección País Sección País
nUb99RXkQ_720x0__1

En un movimiento que marca una nueva dirección en el ámbito científico argentino, el CONICET tendrá a partir de hoy a Daniel Felipe Salamone como su nuevo presidente.

Este nombramiento, realizado a través del Decreto 102/2023 por el presidente Javier Milei, no solo simboliza un cambio significativo en la gestión de la ciencia y la tecnología en Argentina, sino que también abrirá un nuevo capítulo en la colaboración entre la investigación pública y el sector privado.

Durante la campaña, el ahora jefe de Estado había prometido privatizarlo pero luego cambió su punto de visto.

Trayectoria

Daniel Salamone, un veterinario con un doctorado en Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires, posee un largo historial en el campo científico.

Como investigador principal en el CONICET y Director del Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN), ha mostrado dedicación a la innovación y a la aplicación práctica de la ciencia.

Enfoque en la Innovación

La designación de Salamone al frente del CONICET coincide con un momento crucial para Argentina, donde la reorientación hacia la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) se ha vuelto fundamental. Salamone, con su enfoque en la rápida transferencia de tecnología al sector privado, se encuentra en una posición única para materializar esta visión.

El veterinario no solo es reconocido por su liderazgo en el laboratorio de Biotecnología Animal del CONICET, sino también por su contribución a importantes avances, como la producción del primer ternero mediante fecundación in vitro. Su reciente llamado a una mayor sinergia entre el CONICET y las empresas privadas subraya su compromiso con la innovación aplicada.

Desafíos con recursos limitados

A pesar de reconocer los desafíos salariales y de recursos en Argentina, Salamone ve su rol en el CONICET como una oportunidad para complementar su labor investigativa.

Resalta la importancia de la ciencia con recursos limitados y aboga por un apoyo social más sólido, demostrando su visión práctica y orientada a resultados.

La llegada de Salamone a la conducción del CONICET no solo representa un cambio en la investigación científica en Argentina, sino que también simboliza una era de innovación y colaboración estrecha con el sector privado. Este es un paso crucial para el avance científico y tecnológico del país.
 


 

Te puede interesar
Lo más visto