Paritarias: el ala dura del FDT corre por izquierda a Kelly Olmos

#EstoImporta 21/10/2022 Por Sección País
"Ni siquiera la derecha coloca a los salarios como motor de la inflación", se quejó Fernanda Vallejos. La ministra había cuestionado el reclamo de Camioneros.
Sección País (7)

Tras los cuestionamientos de Kelly Olmos a las negociaciones paritarias que lleva adelante el sindicato de Camioneros, el ala dura del Frente de Todos salió al cruce de la flamante ministra de Trabajo. "Ni siquiera la derecha coloca a los salarios como motor de la inflación", la criticó la exdiputada Fernanda Vallejos, quien fue una de las primeras en tomar distancia del gobierno de Alberto Fernández tras la debacle de las PASO de 2021.

Mediante un extenso hilo de Twitter, Vallejos, quien milita junto al exvicepresidente Amado Boudou y la exembajadora Alicia Castro en el partido Soberanxs, planteó: "Ningún análisis serio (creo que, hoy por hoy, ni siquiera los de la derecha) colocan a los salarios como motor de la inflación, en lugar de tipo de cambio, precios internac, tarifas".

Y sumó: "Está claro que la dinámica inflacionaria ha afectado los salarios (NO al revés), significando una notable pérdida de poder adquisitivo y un obsceno retroceso distributivo, a favor del capital y en contra del trabajo, en un lamentable derrotero q empezó en 2016 y no encuentra fin. Es importante hablar con propiedad y con datos como respaldo, sino cualquiera dice cualquier cosa".

Las críticas a Olmos llegan luego de que esta haya calificado de "insolidario" el pedido de un 130% de aumento salario para el sector de camioneros. La funcionaria que reemplazó a Claudio Moroni advirtió también que esos niveles de aumento en un contexto de "tan alta inflación" impactan de manera negativa y perjudica a los más postergados.

A su parte, Vallejos contrapuso que ante la pérdida de poder adquisitivo de los salarios de 10 puntos sobre el ingreso nacional desde 2016, "ningún peronista y, en rigor, ningún argentino o argentina, puede pretender menos q recuperar cierta justicia distributiva, si queremos trabajo, producción y paz social. No se me ocurre mayor desatino (económico y político) que pretender usar a los salarios como ancla nominal".

"Además de ser ineficiente por el cada vez menor peso salarial entre los costos de producción, atentaría contra la demanda y la actividad, que se viene desacelerando", agregó.

La diputada mandato cumplido respaldó el incremento de 130% salarial por parte del sindicato que lidera Pablo Moyano, y exigió medidas que respalden a los trabajadores ante la crisis de la falta de reservas.

"Posiciones firmes de los gremios que tienen mayor peso para dar la discusión, como camioneros y otros, son absolutamente necesarias. ¿Si ellos, que tienen mayor peso, se tiraran a menos, como algunos parecen pretender, qué queda para los gremios más chicos? Más aun, ¿qué quedaría para los trabajadores pasivos, los jubilados, cuyos haberes están atados a la evolución de los salarios? No hay manera (y con esa condición votamos la nueva ley de movilidad) de que las jubilaciones recuperen un piso de dignidad si los salarios no mejoran", se preguntó.

"Al margen, sería inmoral cualquier posición que, habiendo apoyado acríticamente decisiones q contribuyeron a vaciar las reservas del BCRA (verdadera causa del problema cambiario e inflacionario actual), pretenda resolver el problema q eso creó perjudicando más a los trabajadores. Pero sobre todo, sería miope o malintencionada, cualquier posición que se suba a la estrategia de la derecha radicalizada que hoy existe, tildando de violentos los reclamos de los trabajadores. Violento es cómo le arrancaron 10pts de participación en el ingreso a los salarios", declaró.

Finalmente, Vallejos cerró su descargo con una sugestiva frase: "Ojo, de la estigmatización y la deslegitimación del reclamo salarial, a la criminalización y penalización hay un paso chiquito, que varios están dispuestos a dar. No son pocos los que quieren un país con lawfare para todos los que rechazan un orden injusto. O bala, como ya propusieron". 

No es la primera vez que la exfuncionaria que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner se muestra crítica al gobierno que conduce Alberto Fernández, a quien meses atrás tildó de "okupa".

Te puede interesar