Juicio a la Corte: Alberto sabe que no tiene chances, pero igual avanza

#EstoImporta 02/01/2023 Por Sección País
Para lograr la destitución de los jueces se necesita de una mayoría agravada en el Congreso, y al oficialismo no le alcanza con las bancas propias.
BQ6TURGV4BCK7OPXNAL6Q37CVA

El presidente Alberto Fernández sabe que el enjuiciamiento de los miembros de la Corte Suprema no prosperará, pero igual decidió avanzar con su pedido. Según dijo, lo hizo sin consultar a Cristina Kirchner. Aclaración que resulta llamativa, teniendo en cuenta que el último miércoles –durante una entrevista televisiva– el Presidente había asegurado que "no tiene entre sus funciones promover el juicio político".

“Lo que hizo la Corte con el tema coparticipación de la ciudad de Buenos Aires se convierte en un hecho de intromisión” de la justicia en los otros poderes, justificó su decisión.

La jugada abre el año electoral con mensajes a la Justicia, a la interna del Frente de Todos, a la vicepresidenta y a la oposición. Pero no es más que eso, pues para que resulte exitosa el oficialismo necesitaría de los dos tercios de los Diputados presentes en una hipotética sesión para aprobar la acusación contra Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda. Cantidad de votos que no tiene.

La bancada oficialista cuenta hoy con 118 integrantes, mientras que Juntos por el Cambio suma al menos 111 teniendo en cuenta todos los partidos aliados. 

Asimismo, la oposición anticipó que rechaza el juicio político a los jueces del máximo tribunal y no lo acompañará. Situación que confirma que los números no le cierran a la Casa Rosada, que primero debería elevar oficialmente el pedido ante la comisión respectiva, que preside la legisladora oficialista Carolina Gaillard, y conseguir allí dictamen favorable.

El primero en advertir que Fernández no tiene los votos fue Mario Negri, jefe del bloque de la UCR en la Cámara baja. “Alberto Fernández, que en cualquier país normal ya hubiera sido destituido por mal desempeño y cometer delitos, amenaza al presidente de la CSJN con un juicio político que no va a prosperar porque no tiene los votos. Un apriete infame para congraciarse con Cristina Fernández de Kirchner y buscar impunidad”, planteó.

Alejandro "Topo" Rodríguez, del Interbloque Federal, también rechazó la embestida. “Así como se han venido acumulando pedidos de juicio político a Fernández, sin fundamentos sólidos y por pura especulación política, en este caso sucede algo similar”, introdujo.

Y desarrolló: “El pedido de juicio político carece de rigor ya que el argumento de que el Poder Judicial se estaría entrometiendo en las decisiones del Congreso sólo tiene el respetable valor de ser una opinión personal del Presidente, pero no es la posición institucional adoptada por el parlamento”.

La iniciativa de la Casa Rosada de avanzar contra la Corte surgió como consecuencia de la filtración de supuestos chats del ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, con Silvio Robles, vocero de Rosatti. En uno de los intercambios, Robles suministra información técnica vinculada a la disputa por el Consejo de la Magistratura. En otro hablan sobre el fallo de la coparticipación porteña.

Te puede interesar