Un diputado libertario llamó "pochoclera en busca de fueros" a Tolosa Paz y se armó un escándalo en una comisión

Lisandro Almirón cargó contra la actual diputada y ex ministra de Desarrollo Social en medio del debate sobre la responsabilidad de la titular de Capital Humano, Sandra Pettovello, en la polémica por los alimentos no distribuidos por su cartera. Cecilia Moreau le salió al cruce y lo llamó "chanta".

Política 11 de junio de 2024 Sección País Sección País
360 - 2024-06-11T181232.195

El diputado nacional de La Libertad Avanza Lisandro Almirón llamó “pochoclera en busca de fueros” a su par de Unión por la Patria y ex ministra de Desarrollo Social Victoria Tolosa Paz, lo cual derivó en un remolino de gritos y acusaciones cruzadas durante una reunión de comisión que tuvo como eje de debate las denuncias contra la titular de Capital Humano, Sandra Pettovello.

“Hemos escuchado la declaración de la ex ministra de Desarrollo Social. Vimos una serie de hechos delictivos que se han sucedido durante su gestión que todavía no se han esclarecido”, arrancó el diputado libertario durante su intervención en la comisión de Acción Social y Salud Pública. 

Siguiendo con sus invectivas contra Tolosa Paz, la señaló como una ex funcionaria “presuntamente delictiva” y también como “una pochoclera en busca de fueros”. 

Le salió al cruce la vicepresidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, quien se levantó de su silla muy enojada y le dijo “chanta” y “maleducado” a Almirón, a los gritos. 

"¿Quién sos vos maleducado? ¡Andá a la Justicia, chanta!", fustigó la massista.

“Vos están bien educada, ¿no?. La que dice ‘chanta está insultado’, devolvió Almirón.

“Sí, te estoy insultando, chanta”, persistió Moreau.

“Tenés tu marido, tu papá, tu hermana, todo acá en la Legislatura y hay que aguantar tu improperio. ¿Y vos hablás de chanta?”, contraatacó el oficialista, mientras la cara de la diputada de UP se desfiguraba de la bronca.

“¡Maleducado!”, insistió Moreau, ante lo cual Almirón le pidió que volviera a sentarse en su silla, que no se pusiera “nerviosa” porque le iba a “caer mal el café”.

El presidente de la comisión, Pablo Yedlin, trató de poner orden, pero la cosa no quedó ahí. En medio de la batahola, la diputada libertaria Nadia Márquez intentó intervenir en defensa de Almirón, pero el peronista tucumano la paró en seco y la mandó a “callar”.

“Le pide una intervención (a Almirón)?”, le preguntó, y ante la negativa de la neuquina, a Yedlin se le escapó una expresión inapropiada para la función que desempeñaba, aunque verosímil en el estado de crispación general que imperaba en la reunión: “Entonces cállese diputada”. 

"¿Cómo cállese?", contestó Márquez, pidiendo explicaciones por el modo grosero en que el titular de la comisión se había dirigido a ella.

“Cállese dama”, continuó Yedlin, aunque ahora en modo sarcástico, tratando de bajar la espuma.

Ni lerdo ni perezoso, en medio de la balacera Almirón retomó la frase que había sido la chispa que encendió la trifulca verbal. “Comen pochoclo y después cuando uno le dice que comen pochoclo, se enojan”, dijo risueño. 

“Hable, coma pochoclos”, concedió Yedlin, aceptando la humorada del correntino y dando por superado el episodio.

Los dichos del diputado liberal en la comisión de Acción Social y Salud Pública subió la temperatura de un encuentro que ya venía caldeado no solamente por las intervenciones de los legisladores preopinantes sino, principalmente, por toda la previa recargada de tensión que se había generado en torno a la polémica por la citación a la ministra del Gobierno de Javier Milei.

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, había dejado sin efecto la invitación que Yedlin había cursado a Pettovello, al interpretar que la misma no había sido analizada por las otras dos comisiones que tenían giro para analizar los distintos proyectos vinculados al escándalo de los alimentos sin distribuir. 

Lo más visto
845903-pettovello-20milei

Milei va por el FISU

Luis Gasulla
Política 09 de junio de 2024

Luego de cuatro horas de reunión en Olivos, el Presidente volvió a renovarle la confianza a Pettovello. No sólo por la relación que los une, sino por la capacidad que –según él– la funcionaria tiene para “destapar curros”.