Desilusión en el kirchnerismo por la elección de Lula en Brasil

#EstoImporta 03/10/2022 Por Sección País
Diseño sin título

Las banderas de "Cristina 2023" que podían desplegarse si anoche había una victoria contundente y un "Lula Presidente" no llegaron a ondear, producto de un resultado que no figuraba en las previsiones del Frente de Todos: si bien el expresidente brasileño ganó la primera vuelta, Jair Bolsonaro hizo una elección mejor a la esperada y la posibilidad de que logre ser reelecto en la segunda vuelta está vigente.

Las encuestas que daban triunfador al líder del PT en primera vuelta y por amplio margen –llegaron a darle 14 puntos de ventaja– habían ilusionado a un sector del kirchnerismo, que pretendía subirse a un "efecto Lula".

Es que era una tentación comparar al brasileño, que estuvo más de un año preso por una condena por corrupción, con la situación de CFK, que hoy enfrenta una situación judicial compleja por actos criminales cometidos durante el ejercicio de la presidencia. La causa Vialidad es la más ruidosa y próxima a un veredicto, pero no la única con la que debe lidiar la vicepresidenta.

Con el resultado puesto, Alberto Fernández –de quien Lula se despegó días atrás– publicó en Twitter: “Felicito a mi querido Lula Da Silva por su triunfo en primera vuelta y hago llegar mi sincero respeto al pueblo de Brasil por su profunda expresión democrática”. El mensaje fue retuiteado por el canciller Santiago Cafiero. De Bolsonaro, que obtuvo más de 51 millones de votos, no hubo referencia.

Es una manifestación singular la del presidente, que confirma la visión de Alberto Fernández que tiene Estado Mayor Conjunto de Chile. Allí se lo acusa de "inmiscuirse" en asuntos de "países vecinos".

A contramano, Cristina Kirchner siguió el proceso electoral brasileño desde Buenos Aires y sin hacer manifestaciones públicas sobre el resultado. Durante el día, dirigentes de La Cámpora, como el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, habían retuiteado el mensaje de la cuenta del propio Lula "Hoy es el día de la democracia".

Hasta entrada la madrugada, ni De Pedro, ni Larroque, ni la cuenta de La Cámpora hicieron referencia a los resultados de las elecciones brasileñas.

Se trata de un silencio sugestivo, habida cuenta de que en off y también en público, se habían expresado a favor del líder del PT que va por su tercera presidencia. El propio Máximo Kirchner dijo en un discurso que pronunció el último sábado en Morón que, a 20 años de su primer mandato, “para Lula quizás sea el comienzo de un nuevo proceso político”.

El titular del PJ bonaerense no fue el único. El mismo sábado, la senadora Juliana Di Tullio incluso se animó a hablar de una eventual candidatura de CFK. “Si fuera por ella no quiero que sea. Ya está, nos dio todo. Si me preguntás por mí, por vos, por tus pibes y los míos, quiero que sea. ¿Quién va a ser si no? No quiero una fotocopia, no quiero alguien que se parece, quiero que sea Cristina”, planteó.

Pero todo ese fervor que unía "Lula Presidente" con el operativo clamor por "Cristina 2023" se fue enfriando cuando empezaron a aparecer los primeros datos oficiales.

Te puede interesar