Entre lo ideal y lo posible, no ser boludos

Análisis y opinión 15/10/2023 Camilo Cagnacci Camilo Cagnacci
IMG-20231014-WA0015

Anunciar a Horacio Rodríguez Larreta como su jefe de Gabinete fue la mejor decisión que Patricia Bullrich podía tomar ante un escenario de tercios, donde a nadie le sobra nada.

Por caso, Javier Milei sumó a Luis Barrionuevo para que le cuide los votos pese a sus 38 años de “casta” y el recordado antecedente de las urnas quemadas en Catamarca.

En tanto, Sergio Massa rifó $2,2 billones para compensar los efectos de una devaluación instrumentó como ministro de un Gobierno que no reconoce propio.

Pero a diferencia de las decisiones de sus adversarios, la de Bullrich no es vergonzante sino que consolida su liderazgo y pone a Larreta en el lugar que mejor le sienta: el de gestor.

¿Se mataron en la interna? Como los demócratas en Estados Unidos y los "blancos" en Uruguay. Y en ninguno de esos casos eso fue impedimento para que el perdedor acompañe al ganador.

Por el contrario, Kamala Harris terminó siendo la vicepresidenta de Joe Biden; y Jorge Larrañaga, el ministro del Interior de Luis Lacalle Pou hasta su inesperado fallecimiento.

¿Por qué? Tres premisas básicas lo explican mejor que este autor: “el que gana conduce y el que pierde acompaña”, “el que abandona no tiene premio” y “el que se enoja pierde”.

Después de haberse tomado el tiempo necesario para sanar las heridas que dejó la interna, Bullrich y Larreta demostraron haberlo entendido con el anuncio de este sábado.

Por eso, llama la atención encontrarse con personas conflictuadas por el entendimiento.

Sobre todo, teniendo en cuenta que: estamos hablando de un espacio que no sólo se mantuvo unido en la adversidad, sino que se amplió y discutió liderazgos en las urnas; y fundamentalmente, lo que hay del otro lado. ¿O acaso darle lugar a Larreta en un eventual gobierno es igual o peor que pactar con Barrionuevo o "los ñoquis de La Cámpora?

La interna pasó y hubo una clara ganadora. Ahora está en juego algo mucho más importante: el destino de nuestro país. Y no hay lugar para sensiblería.

Del enojo de 2019 vino Alberto, con Cristina y Massa. De este, podría venir algo mucho peor.

Por eso les digo, entre lo ideal y lo posible hay una opción: no ser boludos.

Te puede interesar
Lo más visto
neiffert

Vuelve la SIDE: Milei dispuso la disolución de la AFI

Sección País
Política 15/07/2024

Con Sergio Neiffert al mando, la Secretaría de Inteligencia tendrá a cargo cuatro áreas especializadas y la coordinación operativa y el control presupuestario de las direcciones de Inteligencia Criminal y de Inteligencia Estratégica Militar.